viernes, 2 de diciembre de 2022

"Niño con ambliopía" 100 X 100 cm. Ramón Palmeral, fue preseleccionado en 2022, para el Certamen de pintura de "Miradas" 2023

 

Óleo sobre lienzo de 100 x 100 "Niño com ambliopía". Ramón Palmeral. Preseleccionado para el Certamen de pintura de Miradas de la Fundacion Jorge Alió de Alicante, 2023. Se pintó durante tres meses en mi taller de Alicante durante la pandemia en el invierno de 2020.

 

Adjunto certificado de la Preselección:

 

 

¿Qué es la ambliopía?

La ambliopía (también conocida como ojo perezoso u ojo vago) es un tipo de visión deficiente que se presenta en un solo ojo. Se desarrolla cuando hay una falla en el funcionamiento conjunto del cerebro y el ojo, y el cerebro no puede reconocer la visión de un ojo. Con el tiempo, el cerebro depende cada vez más del ojo más fuerte, mientras que la visión del ojo más débil empeora. 

Se conoce como "ojo perezoso u ojo vago" porque el ojo más fuerte funciona mejor. Sin embargo, las personas con ambliopía no son “perezosas” ni pueden controlar la forma en que funcionan sus ojos. 

La ambliopía comienza en la niñez y es la causa más común de pérdida de visión entre los niños. Hasta 3 de cada 100 niños la padecen. La buena noticia es que el tratamiento temprano funciona bien y generalmente previene los problemas de visión a largo plazo. 

¿Cuáles son los síntomas de la ambliopía?

Los síntomas de la ambliopía pueden ser difíciles de notar. Los niños con ambliopía pueden tener una percepción deficiente de la profundidad, es decir, tienen problemas para saber qué tan cerca o lejos está algo. Los padres también podrían notar señales de que su hijo tiene dificultades para ver con claridad, como por ejemplo: 

  • Entrecerrar los ojos para poder enfocar 
  • Cerrar un ojo 
  • Inclinar la cabeza 

En muchos casos, los padres no saben que su hijo tiene ambliopía hasta que un médico la diagnostica durante un examen de los ojos. Por eso es importante que a todos los niños se les haga un examen de los ojos al menos una vez entre los 3 y los 5 años de edad. 

LEER articulo en  Hoja del lunes.com de Alicante