sábado, 8 de julio de 2017

Presentacion del nº 40 de la revista AUCA, por Ramón Fernández Palmeral






 Por Ramón Fernández Palmeral

    Ayer tarde 7 de julio, asistí a la presentación del número 40 la revista impresa AUCA (Literaria y Artística de Alicante) de tirada cuatrimestral, edición en la que colabora el Ayuntamiento de Alicante. La presentación se inició a las 20.30 horas en la Sala Miguel Hernández de la Sede de la Universidad de Alicante (Canalejas) por su presidente Luis S. Taza, que dio paso a Juan Ramón Prieto, del consejo de la redacción, quien hizo una detalla presentación del muy variado contenido de este número.

   La portada está dedicada al 75 aniversario de la muerte del universal poeta Miguel Hernández, representada su imagen por una obra en cerámica pintada y cuarteada que es obra de Omar Arráez. Al autor de “El rayo que no cesa” se le dedica un cuadernillo final de 8 páginas con poemas de: Ramón Rico Quesada, Mercedes R. García-Olías, Ricardo Picó, Pilar de Juan y María Teresa Rodríguez; así como textos en prosa de Manuel Parra Pozuelo, Adolfo Celdrán y Condevolney. Estos poetas recitaron sus trabajos en la tribuna de oradores con gran aceptación y aplausos del numeroso público asistente.

   El cuerpo de la revista está compuesto por obras poéticas y prosas de  las colaboraciones de los socios de la revista, que se denominan “aucanos”, un grupo fundado en Alicante en 2003. Entre los poemas recitados destaco el de Trinitario Rodríguez dedicado a la gran poeta de  Callosa del Segura ya fallecida Rosario Salinas Marcos.  El acto consistió en un recital y en tres actos donde cantó el trío alicantino de catautores “25 de mayo”, con canciones propias y populares acompañados de guitarra, acordeón y bandolina.

   La parte central de la revista se la dedican a tres forjadores (escultores del hierro), de prestigio internacional como al zamorano Matías Prieto Vaquero (1912-1995), obra suya estuvo en el Vaticano en el papado Pablo VI; el alemán afincado en Alicante Hans Some (Múnich 1968-   ); y Alejandro Cremades, natural del Elda, con escuela de forja en Onil, que en mayo 2017 fue distinguido como Embajador designado por la UNESCO para representar a España en Sicilia. Las páginas 25 al 35 se ilustran con 6 representaciones de las obras en hierro, que son de una delicadeza emocionante, y me pregunté adónde han logrado llegar estos tres artistas del hierro con sus  fraguas incandescentes.

     Para mi sorpresa y curiosidad resultó que Matías Prieto fue el padre de José Ramón Prieto, consejero de redacción de AUCA, que recordó a su padre y nos contó una curiosidad: “Mi padre en mi niñez -herrero del pueblo-, al terminar la faena diaria, tenía por costumbre tomar el espetón incandescente, introducirlo en agua y, una vez reposada del vapor y calor que lo inundaba se lo bebería; más de una vez me incitó a probarlas. Un día le pregunté: ¿Por qué hace usted  eso? Porque en ello, me dijo, trago todo lo que es la vida: aire, agua, tierra y fuego”.

     Durante el acto del recital se proyectó un magnífico video sobre los tres forjadores realizado por Condevolney con narración de Mercedes Rodríguez, encargada de maquetación, que posee una gran voz y una perfecta entonación.

     Alejandro Cremades subió a la mesa de oradores y fue entrevistado por  Manuel Parra Pozuelo, poeta y coordinador de la revista, que dijo que tras haber visto el video, se había quedado conmocionado y exclamó a dónde ha llegado el arte de la forja? Alejandro tras agradecer a la organización la publicación de sus obras, dijo –entre otras cosas- que la civilización no hubiera sido posible sin el descubrimiento y la forja del hierro y sus derivados.

    El acto de presentación de este número 40 de AUCA finalizó con las enhorabuenas y las fotografías con el grupo de alumnos del maestro forjador Alejandro Cremades venidos de Onil.

Alicante, 08 de julio de 2017

Alejandro Cremades, maestro forjador, con Ramón Palmeral. En la presentacion de la revista AUCA nº 40. Taller en Onil. Da clases de forja





Alejandro Cremades da claes de forja en Onil coctato correo: hierroyfuego@hotmail.es
6529178048

jueves, 1 de junio de 2017

Dibujo. Retrato de lápiz de Nicolás del Hierro, poeta de Piedrabuena por Ramón Palmeral.

Nicolás del Hierro Palomo (Piedrabuena, Ciudad Real, 2 de febrero de 1934-Madrid, 14 de enero de 2017)1 fue un escritor español.

Índice

Biografía

A los veinte años emigró a Madrid; empezó a escribir poesía en 1956; fundó los pliegos poéticos Tolva y cofundó los de Al Vent. Colabora en prensa (La Hora de Castilla-La Mancha, Luces y Sombras, diario Lanza de Ciudad Real y El Día de Toledo) y ejerce la crítica literaria en la revista Valor de la Palabra. Fue cofundador de la Asociación de Escritores de Castilla-La Mancha, de la que era vicepresidente, desempeñando este mismo cargo en la Asociación Castellano-Manchega de Escritores de Turismo y en la Casa de Castilla-La Mancha en Madrid. Obtuvo un centenar de premios de poesía, en su mayoría de ámbito autonómico, así como los premios de narrativa Ciudad Real (1984, acc.), Carta Puebla (1986) y dos Huchas de Plata de relatos. Su villa natal (Piedrabuena) creó el 17 de abril de 1997 un premio que lleva su nombre para galardonar un libro de versos. Miembros del jurado en distintas ocasiones han sido: Nicolás del Hierro, Joaquín Benito de Lucas, Miguel Galanes, Pedro A. González Moreno, Matías Barchino, Beatriz Villacañas, José Luis Morales, Carmina Casala, Vicente Martín, Óscar Martín Centeno y Francisco Caro.

Lírica

  • Profecías de la guerra (Bilbao: Alrededor de la Mesa, 1962)
  • Al borde casi (Zaragoza: Orejudín, 1965)
  • Cuando pesan las nubes (Barcelona: Carabela, 1971)
  • Este caer de rotos pájaros (Madrid: Niágara, 1979)
  • Lejana presencia (Valdepeñas: Imprenta Municipal, 1984)
  • Muchacha del Sur (Madrid: Área Gráfica, 1987), Premio Puerta de Bisagra de Toledo
  • Cobijo de la memoria (Valdepeñas: Grupo A7, 1995)
  • Ojos como la noche (Ciudad Real: Biblioteca de Autores y Temas Manchegos, 1997)
  • Mariposas de asfalto (Talavera de la Reina, 1999), accésit del Premio Rafael Morales
  • Lectura de la niebla (Cuenca, 1999), accésit del Premio Alfonso VIII
  • El latir del tiempo (Piedrabuena: Amigos de Piedrabuena, 2004)
  • Dolor de ausencia (Guadalajara: Llanura, 2005)
  • Los rojos ríos de tus noches (Ciudad Real: Grupo Guadiana, 2005)
  • Esta luz que me habita (Ciudad Real: Biblioteca de Autores y Temas Manchegos, 2016)
  • Nota quisiera ser de cuanto sueño (Ocaña: Lastura, 2016)

lunes, 29 de mayo de 2017

José Luis Galicia, Picasso y el Guernica

El último amigo español vivo de Picasso

El pintor y poeta cuenta cómo convenció al autor del ‘Guernica’ de que cambiara “república” por “libertades públicas” en la cláusula para que el cuadro pudiera viajar a España


José Luis Galicia relata su primer encuentro con Pablo Picasso.
Esta sería una de tantas residencias burguesas del nordeste de Madrid si no fuera… si no fuera por los picassos. Ahí un dibujo original —una cara de colores dedicada: “para José Luis Galicia, su amigo Picasso el 26-5-59”— más allá una serie de rayones a lápiz que componen magistralmente la cara de Antonio Machado; en la escalera y arriba, en el estudio, un pequeño gran museo dedicado al genio malagueño: grabados, serigrafías, aguafuertes y más dibujos originales, rodeados de legiones de libros de arte. Es la casa de José Luis Galicia (Madrid, 1930), pintor, grabador y poeta, conversador sin freno y sin filtro, nieto e hijo de artistas (su padre era el pintor Francisco Galicia), sobrino del poeta León Felipe, primo del torero Carlos Arruza. Y el amigo español de Picasso.
A sus 86 años, Galicia, autor de los frescos de la catedral de La Almudena y protagonista de más de 60 exposiciones individuales, conoció a Pablo Picasso en 1952. “Decían de él que tenía un carácter endemoniado, pero no sé si porque yo le recordaba a España o porque me respetaba como pintor o por lo que fuera, te puedo decir que conmigo era perfecto, una persona sensible. Ninguno de los libros que yo he leído sobre él —y he leído muchísimos— le retratan como era conmigo. Yo he llegado a pensar una cosa. Que cuando él recibía gente en su casa, se sentía obligado a transformarse en... Picasso, en el personaje. Igual que un actor”, explica Galicia sentado en el salón de su casa de Madrid.

Aquella decisión sobre el destino de las 'meninas'

José Luis Galicia no quiere atribuirse él solo el que a la postre sería histórico cambio de opinión de Picasso: “Yo creo que Jaime Sabartés también influyó”, admite rindiendo homenaje al amigo y secretario particular de Pablo Picasso. Una espina le quedó clavada a José Luis Galicia. También intentó convencer al genio de que donara sus meninas al Museo del Prado, para que estuvieran junto a las de Velázquez, en lugar de enviarlas al Museo Picasso de Barcelona. “Se lo dije una tarde en su casa. Estuvo como un cuarto de hora callado, pensando. Y de pronto dijo: ‘¡No! He pensado que con las de Velázquez El Prado ya tiene bastante”.
Y un recordatorio y una reivindicación finales: “Picasso quería 100% que el Guernica estuviera en el Museo del Prado. ¿Por qué se llevan el Guernica del Prado al Reina Sofía? José Luis Galicia cree que, al menos, junto al Guernica deberían poner una placa que dijera: “Depósito del Museo del Prado”.
Los versos de Paul Éluard tuvieron la culpa. Acababa de morir el autor de Capital del dolor y José Luis Galicia, un estudiante español de 22 años que buscaba la fortuna artística en París, acudió al homenaje a Éluard que un grupo de intelectuales había organizado en la Maison de la Pensée Française (Casa del Pensamiento Francés).
“Allí, en una gran sala, estaban todos reunidos, que si Aragon, que si los surrealistas, que si los del Partido Comunista, etcétera, y en otra sala había una exposición con todos los cuadros que Picasso había regalado a Paul Éluard”, recuerda el pintor y poeta madrileño. “Y como no había nadie —porque todos estaban en el acto de homenaje— decidí aprovechar para verla. De repente, entra Picasso en aquella salita. Yo me acerqué y le dije: ‘Usted es Pablo Picasso’. Y él me dijo: ‘¡Sí, ¿y tú quién eres?!’. ‘Ah, pues nada, yo soy un pintor español que acaba de llegar a París’. Y él me contesta: ‘Pues vamos a ver juntos esto’. Yo entonces era bastante descarado, y de uno de los cuadros le hice una pequeña crítica. Luego, otra. Y otra. Y a la tercera se puso a comentar el cuadro conmigo. Y cuando acabó aquello, me dijo que le gustaría ver lo que yo pintaba. ‘¿Sabes dónde tengo yo el estudio?’, preguntó Picasso. ‘Claro, en la Rue des Grands Augustins’, le dije. ‘Pues vente mañana a verme y tráeme algo tuyo”.
Galicia visitaría a Picasso en sucesivas ocasiones en el sur de Francia, sobre todo en La Californie, la mansión que el autor de Las señoritas de Aviñón tenía en Cannes y en la que vivía con su pareja, Jacqueline Roque. Se convirtió en algo así como la sombra cómplice y anónima de alguien demasiado acostumbrado a la loa eterna y el peloteo interesado. “Era muy cariñoso conmigo, y me hacía un montón de preguntas. Pero siempre interrumpíamos para que él se echara la siesta, eso no lo perdonaba. ‘¡Vente luego y seguimos hablando!’, decía. Y a veces nos quedábamos hasta las doce de la noche”, recuerda.
Pero hay un antes y un después en la biografía del amigo español de Picasso. José Luis Galicia jugó un papel importante —quién sabe si trascendental— en el regreso a España del Guernica, una de las cumbres de Picasso, auténtica pintura-símbolo de la masacre de la villa vizcaína de Gernika el 26 de abril de 1937 y de cuya ejecución se cumplen ahora 80 años. Según su propio testimonio, fue él quien convenció al pintor de que sustituyera la palabra “república” por las de “libertades públicas” dentro de la cláusula impuesta por Picasso para que el cuadro viniera a España.
Él es el único testimonio y el único testigo posible de aquello, y así lo cuenta: “Cuando salía el Guernica en la conversación yo siempre le decía que el cuadro tenía que acabar en España. Pero él me decía que pertenecía a la República española, que era la que se lo había encargado para el Pabellón Español de la Exposición Internacional de París. Todo el mundo entonces estaba convencido —yo no, aunque ahora esto suene a presunción— de que cuando muriese Franco, habría una transición que duraría solo cinco o seis meses y luego vendría la República. También lo pensaba Picasso. Así que él creía que lo del regreso del cuadro sería cosa sencilla. Hasta que un día le dije: ‘Pablo, cuando Miguel Ángel pintó la Capilla Sixtina también tuvo unos jaleos tremendos con los Papas y con otros artistas… y de eso… ahora… ¿quién se acuerda? ¡La gente hoy ve la Capilla Sixtina y punto! Le dije que se tenía que olvidar un poco de la política, que la política era una cosa puntual pero que el Guernica era para siempre”.
Parece que Galicia convenció a Picasso. “Pablo llamó a Jacqueline y le dijo: ‘Llama a Dumas (Roland Dumas, el abogado francés de Picasso) y que venga cuanto antes, porque voy a cambiar eso de “cuando haya una República” por ‘cuando haya una democracia’. Así que no, yo no traje el Guernica, lo trajeron Javier Tussell y el Gobierno español… pero yo le convencí de que cambiara aquella cláusula. Y si no hubiera sido así, a lo mejor el cuadro seguiría en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, donde estaba”.

jueves, 25 de mayo de 2017

Los pintores Ramón Palmeral y Helena Sainz, en una exposición conjunta de septiembre de 2015 en Alicante





Casas de subastas en las principales ciudades del mundo.

Top 5 casas de subastas de arte internacionales

Las subastas de arte más importantes del mundo
Updated February 29, 2016.
Cuando se habla de las obras de arte más caras del mundo, el ranking se suele hacer a partir de los datos sacados de las ventas de las casas de subastas porque las cifras de estas adquisiciones son públicas. La prensa y el mercado del arte se nutren de esta información y a cambio las casas de subastas reciben abundante atención de los medios aumentando su reputación.
Uno de los factores que influye en el valor relativo de las obras de arte es la demanda del mercado en el que se sacan a la venta. Por ello las casas de subastas de arte más importantes tienen sedes y en las capitales financieras del mercado del arte.
Esta lista incluye cinco casas de subastas de arte internacionales, pero lo cierto es que las ventas de grandes obras de arte se concentran en las dos primeras: Sotheby’s y Christie’s, líderes absolutas del mercado de pintura del que proviene prácticamente la mitad de sus ingresos.

Top 5 casas de subastas de arte

Casa de subastas - Sotheby's
Pujas por la pintura 'El grito' de Edvard Munch. Sotheby's

1.  Sotheby’s

2.  Christie’s

More »

3.  Bonhams

More »

4.  Phillips de Pury & Company

  • Origen: 1796, Londres.
  • Categorías: Arte contemporáneo, fotografía, ediciones, diseño y joyería.
  • Sedes: Londres, Nueva York, Ginebra, Berlín, Bruselas, Los Ángeles, Milán, Múnich, París.
  • Website: http://www.phillipsdepury.com/
  • Catálogos online: http://www.phillipsdepury.com/departments.aspx || Elige una de las cinco
  • categorías, pincha en ‘View Catalague’ bajo la foto de la derecha.
More »

5.  Dorotheum

More »

Venta de obras en Cristie´s de Nueve York: Cy Twombly, Bacon, Basquiat, Picasso. Foto de Man Ray


Obras de Twombly y Bacon superan los 50 millones de dólares en Nueva York

Una instantánea de Man Ray logró el récord mundial para una fotografía de este artista en la subasta celebrada ayer en Christie's

Momento de la subasta de la obra de Twombly
Momento de la subasta de la obra de Twombly - CHRISTIE'S
Un lienzo del estadounidense Cy Twombly y un tríptico del británico Francis Bacon alcanzaron un precio de venta superior a los 50 millones de dólares en una subasta realizada enla noche de ayer en Nueva York en la casa Christie's.

«Leda and the Swan», de Cy Twombly
«Leda and the Swan», de Cy Twombly- Christie's
La obra abstracta de Twombly, «Leda and the Swan», marcó el precio de adjudación más alto de la velada con un total de 52,89 millones de dólares incluyendo comisiones. El cuadro data de 1962.
Por su parte, el tríptico de Francis Bacon «Three Studies for a portrait of George Dyer», de 1963, fue adjudicado por 51,77 millones de dólares: el segundo más caro de la subasta.
Entre los lotes se encontraban obras de artistas de especial relevancia como Andy Warhol, Roy Lichtenstein o Jean-Michel Basquiat. De este último fue la tercera obra más valorada de la noche: «La Hara», pintada en 1981, se vendió por 34,97 millones de dólares.

«Three Studies for a portrait of George Dyer», de Francis Bacon
«Three Studies for a portrait of George Dyer», de Francis Bacon- Christie's
Una instantánea de Man Ray logró el récord mundial de una fotografía de este artista. «Portrait of a Tearful Woman», de 1936, se colocó por 2,17 millones de dólares, comisiones incluidas.
Sólo 3 de los 71 lotes que Christie's sacó a subasta no fueron adjudicados. Entre ellos se encontraba el lienzo «Buste de femme» de Pablo Picasso.

martes, 23 de mayo de 2017

Blanca Ávarez gana el premio de pintura rápida de Piedrabuena.


Ayuntamiento de Piedrabuena







La pintora malagueña Blanca Álvarez ha ganado hoy el premio nacional de pintura rápida 'Ermita de San Bartolomé' que se celebra en Piedrabuena (Ciudad Real) y que está considerado como uno de los mejores certámenes de estas características de Castilla-La Mancha.

Blanca Álvarez ha logrado el reconocimiento unánime del jurado con una acuarela en la que ha representado uno de los lugares más característicos de la ermita de San Bartolomé, el entorno de la alberca.

La malagueña, que se ha alzado como la mejor entre el medio centenar de concursantes, ha recibido un premio en metálico de 600 euros y un grabado realizado por el reconocido pintor Pedro Castrortega.
En declaraciones a Efe, ha indicado que en su cuadro ha querido dejar constancia de las "maravillosas luces de las que se pueden disfrutar en el entorno de la ermita de San Bartolomé y, en concreto, de las que se reflejan a primera hora de la mañana en la alberca" que recoge las aguas naturales que vienen de las sierras próximas.








La malagueña cuenta con números premios que avalan su trayectoria artística, entre ellos los primeros premios en los certámenes de pintura de Moclinejo (Málaga) en 2013, La Carolina (Jaén) en 2012 y Círculo de Bellas Artes de Málaga en 2011.
El segundo premio del certamen de pintura rápida, dotado con un premio de 400 euros y, también, un grabado de Castrortega, ha recaído en el madrileño Pedro del Hierro, mientras que el premio para la primera de las adquisiciones patrocinadas por entidades privadas ha sido para un cuadro pintado por el toledano Diego López González.
En el certamen juvenil, el primer y segundo premio ha sido para los hermanos Juan y Teresa Díaz Tendero-Carrasco, respectivamente, y el tercero ha sido para José Javier Jiménez.
El premio nacional de pintura rápida 'Ermita de San Bartolomé', que está organizado por la Cofradía de San Bartolomé, ha llegado este año a su décima cuarta edición.


















Optimizada para una resolución 1024 x 768 px e I.E. 5.5 o superior - Copyright © Ayuntamiento de Piedrabuena - 2008