viernes, 23 de octubre de 2015

Ignacio Pizano en la terturlia de los jueves en Centro de Arte.









El valenciano IGNACIO PINAZO CAMARLENCH, es junto Francisco Domingo y Joaquín Sorolla, un trio de ases de la pintura valenciana que, como dice su himno regional, ofrecieron sus glorias a España y por ende a la pintura europea que se hacía a caballo de la segunda centuria del siglo XIX y primer tercio del XX.
  Los tres estudiaron Bellas Artes en la Academia de San Carlos de su ciudad natal, estuvieron becados en Roma  y fueron reconocidos como grandes pintores en su tiempo;  ganaron dinero y  fama, numerosas medallas en las Exposiciones Nacionales y honores académicos y los tres lograron entrar en el Prado con sus pinturas.
  En cuanto a la fama y al reconocimiento actual de su pintura, Sorolla los ha eclipsado a ambos, debido a su encuentro en Londres con el mecenas norteamericano míster Huntington y a sus encargos para la Hispanic Society.
  Sin embargo, en la sesión de hoy de LA TERTULIA DE LOS JUEVES, reunida en nuestro CENTRO DE ARTE con la asistencia de cuarenta y dos contertulios, la opinión generalizada ha sido,  que en el dominio de la  técnica  y en la modernidad de su pintura, PINAZO CAMARLENCH fue superior a sus dos colegas en cuanto a la natural evolución de su pintura hacia la  modernidad, tras sus periodos de clasicismo historicista impuesto por las instituciones que lo becaban, el impresionismo más o menos larvado de su segunda etapa, hasta llegar al expresionismo abstracto de algunos cuadros de pequeño formato, en los que se desmelena deformando la figura por medio de la mancha vibrante y abocetada, dejando intencionadamente sin cubrir grandes espacios del lienzo o de la tabla y trazando gruesas líneas en negro, que no delimitan  nada y dejan supuestamente inacabado el cuadro para que sea el ojo de  espectador  quien se lo muestre al cerebro para que lo reconstruya y termine. Y esas obritas que para él eran las más genuinas de su sentir, han resultado ser para la crítica y los gustos por donde se mueve la pintura hoy, lo más original, representativo y   valioso de su obra. ¡”Cosas veredes amigo Sancho, que non crederes”!
 En cuanto a la tertulia, que decir cuando la asistencia nos habla del interés que suscita y vemos como se desborda el cauce que delimita el  ya famosos sofá granate. ¡Pues eso: que algo se estará haciendo bien!
   Y el próximo jueves, día 29 de octubre, no hablaremos del Gobierno (que eso esta vetado) sino del pintor barroco y rococó  francés, ANTOINE WATEAU.
Carlos Bermejo
Comentarista de la AAA
Alicante, 23 de octubre de 2015

viernes, 16 de octubre de 2015

Palmeral asistió a la tertulia sobre el pintor austriaco EGON SCHIELE, en Centro de Arte

 EGON SCHIELE, pintor expresionista austriaco nacido en 1890,  bohemio, ecologista, ególatra y obseso sexual, se adelantó a su tiempo y murió joven y en olor de genialidad, que no de santidad, pues fue acusado de corruptor de menores con motivo,  e incluso de  incestuoso, según indicios no probados que le llevaron de entrada y salida sin cargos a prisión preventiva en la que permaneció tres semanas y posteriormente fue condenado a tres días de prisión y a la quema inquisitorial de uno de sus  dibujos obscenos.
  Rebelde sin causa o con ella, su vida afectiva y familiar fue problemática. Hijo de ferroviario y amante de los trenes, por sus dotes naturales para el dibujo ingresó con dieciséis años en la Real Academia de Bellas Artes de Viena, pero tres años después abominó de la enseñanza academica y se fue a estudiar por su cuenta. Discípulo y amigo de  Gustav Klimt del que adquirió influencia,  nunca se sabrá a lo que hubiese llegado en la pintura europea de haber vivido algo más de los veintiocho años a los que murió a consecuencia  de la  llamada “gripe española” que se llevó a veinte millones de europeos en 1918. Pese a su temprana muerte, dejó cerca de cuatrocientas pinturas y varios miles de dibujos, entre ellos cien autorretratos,  que son lo mejor y más representativo de su obra por su originalidad en el retorcimiento de la línea, de la que se sirvió para captar las más procaces  escenas de sexo explícito por medio  de  inverosímiles escorzos posturales.
 Con todos esos ingrediente, la opinión de los tertulianos hablantes y de la mayoría de los silentes que aprobaban o descalificaban gesticularmente, se mostró controvertida y apasionada: uno lo calificaban de genio y otros, los menos, de procaz, pornógrafo y discreto pintor, aunque si excelente dibujante, a la vista del libro que nos mostró el culto enciclopedista de arte Ramón Rodríguez, que era el único que conocía en profundidad al pintor austriaco, aunque una de las contertulias, Loles Guardiola  habia visto obra de él en el Guggenheim de Bilbao y otro, José Andrés Aznar, en Ámsterdam.
 En fin, una sesión de la tertulia para recordar  y sin lugar a dudas para enganchar a los tres nuevos tertulianos que acudían por primera vez y mostraron su sorpresa y admiración por la profundidad intelectual y los conocimientos  artísticos de “los tres tenores” que llevan la batuta e inician  el preludio sobre el  que se sustenta la sinfonía de concordancias y disonancias que le confieren a las tertulias  rigor  en los turno de la palabra y agilidad  transversal en las réplicas y apostillas de los interviniente, muy lejos en todos los sentidos de la jaula de grillos  en las que se desenvuelven  las tertulias pornopoliticas  al uso en la televisiones.
 Y con el acuerdo de todos, el próximo jueves día 22 de octubre, estudiaremos la vida y obra de IGNACIO PINAZO CAMARLENCH, pintor valenciano, maestro de Sorolla.
Carlos Bermejo
Comentarista de la AAA
Alicante, 15 de octubre de 2015

viernes, 9 de octubre de 2015

Utopía entre Palmeral y Capó, por Juan Antonio Urbano en La Verdad

  
("Peritoenlunas", 92 x 42 cm. obra de Palmeral)


   Cuando alguien como el que escribe mira un cuadro, trata de verlo a través de la fibra poética que hace vibrar las emociones asumiendo músicas, sonidos de bosques, sentimientos expresados por los gestos o el rictus facial de los personajes. Cuando los cuadros son un compendio de imágenes que parecen inconexas porque el autor así lo ha querido, por mero automatismo, desactivando la razón para dejar fluir las emociones transformándolas en imágenes, formas, texturas y colores solo queda abrir los ojos del subconsciente para poder interpretar desde el campo onírico del surrealismo y traducir al lenguaje cotidiano las imágenes inconexas que produce el mundo de los sueños. Y eso es lo que he tratado de hacer con el óleo de Ramón Palmeral titulado 'Perito en Lunas'.
   En este cuadro, el artista, muestra otra vertiente por la que discurren las cristalinas aguas de su ser creativo: la poesía. Este lienzo representa, a través de senderos oníricos, la interpretación vital de un poeta que ama la vida y se indigna ante las injusticias que la humanidad arrastra intrínsecamente hasta que llegue (todo buen poeta lo cree, que en la línea paralela que siempre marca el horizonte entre el mar, murmullo de libertad, y el cielo, brisa de amor y respeto) el momento utópico de la liberación de la metáfora maligna del espíritu del hombre, que muchas veces sale a relucir en la misma dinámica de la relación humana, del patético enfrentamiento entre pueblos o la dominación violenta sobre las vidas de los 'otros'.
    Este óleo, enclavado dentro del intelectualismo palmeriano, narra la esencia íntima de los pueblos representados en un elemento tan popular que los une con su pasado y sus tradiciones como es la cabra (animal que aparece en el cuadro con dos cuerpos unidos por el abdomen y que es santo y seña del poeta de Orihuela, Miguel Hernández, por su oficio), que sustenta la base del cuadro, y de la vida, simbolizada por la mujer con los dos tomates en sus senos (savia, alimento), metáfora de la madre naturaleza, que lame en forma de caricia dicho animal, agradecido por darle la vida y le muestra su amor por poder vivir en paz. De ahí que la otra cara de la cabra (con cornamenta defensiva), quiera engullir la mano y el arma homicida, que es la espada, para liberarse al fin de los que siempre empujan al pueblo a la guerra, haciéndoles llenar las tumbas. Esta dicotomía muerte/vida que siempre está presente en el ser humano, está mostrada en el rostro del hombre que aparece en la parte inferior izquierda exhibiendo parte de su calavera.
   Pero los sueños de la luna, que se representa en el centro de la escena, marcan la utopía de que la base de la existencia del ser humano sea otra: la tolerancia y el respeto. Y éstos, encarnados por la mujer, representada en la manzana, y el hombre, en la pera, unidos en estrecho lazo, a través de la inteligencia que aparece en forma de ajedrez, y ésta, encaminada por los senderos del arte (figurado en la señorita de Avignon, tributo a Picasso), den a luz a un estado de bienestar que se consolide en todo el planeta. Ese soñado día en el que la deseada paz del hombre se deslice cubriéndolo todo está reflejado es la gran copa transparente con la que se ha de recitar el brindis del triunfo del ser humano.
    Y al despertar del estado de ingravidez interpretativa de un sueño de utopía, recordé el comentario que me hizo mi amigo Bernat Capó, periodista, escritor y medalla de honor del Consell Valencià de Cultura; joven de 87 años, que aún se alimenta de sueños: «Has matado las utopías, ya hablaremos de eso». Se refería a mi comentario en artículo publicado en este diario: «Las utopías ya no existen. Sólo la ilusión, la búsqueda de una realidad y la esperanza». Le contesté que eran tiempos de realidades que debían llenar los estómagos de la gente. Pero sin las utopías la humanidad sería menos humana. Es necesario que el hombre tenga sueños para poder seguir caminando. Dejé la utopía en estado cataléptico, porque los que sostienen las riendas del presente nos han llevado a perder la noción de futuro. ¡Romped las cadenas de la usurera economía y de la mala gestión política! Dejadnos abrir las puertas a nuestros sueños. Yo doy por despertada la utopía.

Publicado en La Verdad por José Antonio Urbano.

Leer el "Intelectualismo de Palmeral" de este mis autor 

Publicado en el diario La Verdad de Alicante, el 8 de octubre de 2015

jueves, 8 de octubre de 2015

Mas Calabuig, inauguró su exposición de pintura en el Club Información de Alicante


(Fernado Mateo lee su presentación, Mas Calabuig y le periodista Cristiona Martínez)
(Mas Calabuig con Ramón Palmeral. Ambos pintores pertenencieron al extinto Grupo de Vanguardia Cinco de Alicante)



(El académico Joaquín Santo Matas con Mas Valabuig)



En la tarde de ayer 7 de octubre, en el Club Información de Alicante, tuvimos ocasión de ver la exposición individual de Mas Calabuig, que nos mostró una selección de sus últimas obras, fundamentalmente paisajes tratados con una particular forma de verlos y componrlos, por este maestro de la pintura alicantina. Fue presentado por Fernando Mateo, vicepresidente de la Asociación de Artistas Alicantino y la periodista Cristina Martínez, del area de cultura de Información. Un pintor miembro y vocal de la Asociación de Artistas Alicantinos que también pertenencio a Vanguardia Cinco, de pintores alicantinos, es doctor en Bellas Artes, con una tesis sobre Gastón Castelló. Indudablemente es una muestra donde Calabuig, ha experimentado, ha innovado y ha dado un paso más en le postimpresionismo y la valentía de exprimentar. Digna de ver vistas de 17.30 a 21.30 hasta el 9 de noviembre.
Ramón Palmeral

Video de la inauguración.

Elena de la Romana me dedicó un poema sobre mi exposición de "Intelectualismo"

(Elena de la Romana y Ramón Palmeral)


A RAMON FERNANDEZ PALMERAL

Esto es lo que dice mi alma de tu pintura colorista e irreal:

“Tus cuadros son como cuentos
de sueños encantados, con
historias imaginadas donde todo
armoniosamente se plasma sin
aparente relación, pero, con cautelosa
analización, significado buscas y de
forma caprichosa, aparecen imágenes
del subconciente de una mente
prodigiosa, ingeniosa y eternamente
renocadora.
Como proyecciones de ideas
visualizadas plásticamente fluidas
de una mente joven renovada. Llena
de alegría colorista”

Elena de la Romana
07-10-2015


jueves, 1 de octubre de 2015

Cesar-Augusto Asensio Adsuar, diputado de Cultura y Educación en la Asociación de Artistas Alicantino


(Cesar-Augusto firmó en el libro de honor de la Asociación




(Palmeral, Cesar-Augusto y Juan Antonio Poblador)
En la tarde el día 1 de octubre se inauguró en la Asociación de Artistas Alicantinos, la exposición "6o artistas del salón de Otoño de 2015".  Una esposición donde asistió numerosísimo publico. Una exposición de múltiples estilos y técncia que merece la pena ver y admirar en el Centro de Arte. C/. Arquitecto Morell, 11. bajo. Inaugurado por el Diputado de Cultura y Educación, que se quedó gratamente soprendido por el dinamismo y la calidad de esta asociación particular que llega a los 300 socios. Juan Antonio Poblador, presidente de la Asociación le acompañó en la inauguración, así como en el acto de la muestra de cuadros y firma en el libro de honor. Y Lucía se lució cantando maravillosamente bien varias canciones. Videosplameral Alicante.

Video de la inauguración por Palmeral:       
                                                  COMENATRIO DE CARLOS BERMEJO
       Con la asistencia de más de doscientas personas y presidida por el Diputado de Cultura y Educación, CESAR AUGUSTO ASENSIO, en la tarde de hoy se ha inaugurado en nuestro CENTRO DE ARTE, la exposición “60 ARTISTAS ALICANTINOS-SALÓN DE OTOÑO 2015”. Como introducción al acto protocolario, la voz lírica de nuestra conocida y querida LUCIA, interpretó dos hermosas canciones que en su voz fresca, juvenil y prodigiosa, nos supieron a poco, por la que al finalizar el acto, volvió a interpretar dos más, y una tercena a petición del nuevo Diputado de Cultura. En su alocución de bienvenida al público asistente, a las diversas autoridades civiles y militares y en especial al nuevo Diputado, que por primera vez tras su designación visitaba nuestro Centro de Arte, para la inauguración de esta exposición que patrocina la Diputación Provincial, nuestro presidente, JUAN ANTONIO POBLADOR, dijo:

    “Señor Diputado de Cultura y autoridades Señoras y señores. Queridos amigos y compañeros. Este que inauguramos hoy es el octavo de los salones de otoño, que venimos celebrando desde que en el año 2007 se firmó el primer convenio de colaboración entre la Diputación Provincial y nuestra Asociación de Artistas Alicantinos, y es de destacar que año tras año y con la misma e inexorable continuidad con la que las hojas de los arboles comienzan a caer por estas fechas, los dos Diputados de Cultura que desde aquella fecha han regido como tal, siempre han cumplido la promesa que públicamente nos hicieron de renovar el convenio de colaboración que nos vincula en bien de la cultura plástica alicantina, de la que ambas instituciones son pilares que la sustentan en las parcela de la misma que a cada uno nos compete. La de nuestra Diputación abarca innumerables apartados que sería prolijo enumerar aquí, la nuestra sirve para dar satisfacción a los trescientos socios que nos avalan con su adhesión y que procediendo de Alicante y provincia, perciben que gracias a su Diputación Provincial tienen la oportunidad de exponer sus obras en una de las mejores salas expositivas de Alicante en manos societarias privadas y seguir gozando pese a los recortes presupuestarios que a todos nos afectan, de un catálogo que aunque ya no es lo que era, sigue siendo un entrañable recuerdo que sirve para dar fe, de que han expuesto de la mano amiga de la Diputación y con unos compañeros, que siendo como los hay en esta exposición y en todas las que nuestra Asociación organiza, auténticos maestros de la pintura alicantina, nacional y en algunos casos internacional, no se sienten como pavos reales en corral de gallinas pueblerino, si no como compañeros, amigos y colegas de quien empiezan o no ha llegado a donde ellos en el mundo del arte, demostrando con ello que no solo son magníficos artistas, sino que también son excelentes personas. Y si os fijáis bien, en las sesenta obras que en este SALÓN DE OTOÑO se exhiben, se reflejan todos esos sentimientos, que sin lugar a dudas llegaran a los del espectador, porque la belleza es una buena aliada para despertarlos y a ello habrán contribuido los artistas que las han creado, y nuestra la Diputación que nos apoyó en los pasado siete años, al igual que esperamos que lo siga haciendo el nuevo Diputado y Alcalde de Crevillente, CESAR AUGUSTO ASENSIO a quien le agradecemos su presencia en este acto y le deseamos los mayores éxitos en el cargo para que con todo merecimientos ha sido designado, a la vez que como Asociación le ofrecemos la más leal y sincera colaboración en la promoción de la Cultura Provincial. Muchas gracias.”


   Tras su alocución tomó la palabra el Diputado de Cultura, quien tras saludar la presencia de autoridades y del numeroso público que asistía al acto, se refirió a su presencia por primera vez en en esta Asociación que reune a más de trescientos asociados de Alicante y Provincia, para presidir la inauguración de una exposición de las cuatro del convenio para este año, firmado entre la Diputación Provincial, a la que representaba y la Asociación de Artistas Alicantinos que engloba como asociados a muchos asociados de Alicante, pero también del resto de la Provincia como había podido comprobar por haber saludado entre ellos a varios asociados de Crevillente, pueblo alicantino del que “soy alcalde”. Luego dio un exhaustivo repaso a lo que había visto en la sala, que le pareció variado en la técnica y en los temas, con predominio del paisaje, y de una excelente calidad media que le sorprendía gratamente. Que se alegraba de poder promocionar con esta exposiciones colectivas en las que participan gran número de artistas, las Artes Plásticas y con ellas a la cultura provincial. Que le parecía mejor primar las colectivas que las individuales, porque así se beneficiaban a más artistas. Que consideraba muy interesante, el ver como instituciones privadas se dedicaban a promocionar la cultura, para no dejar esa tarea que compete a toda la sociedad, en manos de los organismos oficiales, sin bien contando con el apoyo económico y técnico de instituciones como la que en este acto representaba. La palabras del nuevo Diputado, fueron recibidas con el aplauso unánime de todos los presentes, pues pudimos comprobar que venía con la lección muy bien aprendida y que tenía unos conocimientos sobre su diputación y sobre el arte de la pintura, que nos sorprendieron en un recién llegado al cargo, como lo demostró en su alocución a capela. Sin lugar a dudas, y por los comentarios escuchados en los corrillos, el Diputado ha causado una muy buena impresión por su preparación y por su simpatía y cercanía en el trato con los artistas y en general, con todos los asistentes, con muchos de los cuales departió amigablemente y posó para ser fotografiado con ellos.

    Finalmente y tras escribir un extenso comentario en libro de honor de la Asociación, saludó a los miembros de la Junta Directiva que le fueron presentados por nuestro presidente. Luego concedió una extensa entrevista a AlacantíTV, en la que ponderó con gratas y entusiastas palabras, a la Asociación de Artistas Alicantinos, y se congratuló de colaborar con ella a sus fines de promoción del arte y de la cultura, en Alicante y Provincia. El acto, finalizo bien pasada la hora de cierre habitual de la sala, mientras se degustaba el sabroso y abundante piscolabis que los artistas que expone ofrecieron a los asistentes, y nuestro fotógrafos JULIO ESCRIBANO y FERNANDO MATEO, disparaba si pausa sus cámaras para dejar constancia gráfica de una inauguración en la que todo salió perfecto.

Carlos Bermejo. Comentarista de la AAA Alicante, 1 de octubre de 2015.

 (Inmaculada Campany, Ángela Galdón, Juan López y Ramón Palmeral)
 (Rafael Llorens Ferri, Mano Mas Calabuig, Martigodi y Palmera)
(Rafael Estela y Ramon Palmeral)